Blogroll

miércoles, 1 de octubre de 2014

El sabinar ardiente



Es un acontecimiento que no es fácil contemplar. La suelta del polen de las flores masculinas de las sabinas ocurre una vez al año, a finales del invierno y sólo cuando existen unas condiciones específicas de temperatura y viento se aprecia adecuadamente. Entonces este acontecimiento se convierte en todo un espectáculo, como todo lo que rodea a este árbol primitivo y mágico.

El fruto de la sabina tarda en madurar veinte meses y la ingesta de estos frutos por parte de ciertas aves como los tordos o mamíferos como el zorro y el paso por su tracto digestivo facilita la dispersión y la germinación de las semillas.



0 comentarios :

Publicar un comentario